La manipulación de los buscadores – el SEO – es tema de conversación en las grandes esferas

Todos los que están en metidos en el “posicionamiento en los buscadores” desde sus inicios, saben muy bien qué lo que siempre han hecho es analizar los resultados de los buscadores, hacer experimentos, y aplicar estos conocimientos en un sitio web para que sus páginas aparezcan en las primeras posiciones del índice de los resultados para así generar tráfico.

Inicialmente ésta era una tarea para técnicos y especialistas en informática, pero a medida que el posicionamiento se hizo más importante para los negocios en Internet, y sobre todo se puso de moda, todo tipo de sujetos se pusieron a optimizar… Surgieron un sinnúmero de agencias SEO qué por un puñado de Dólares o Euros ofrecen a sus clientes el paraíso y “resultados garantizados”.

Esta avalancha de “manipuladores de los buscadores”  ha hecho que a pesar de las mejoras tecnologías que Google ha introducido en el último tiempo, como ser indexación casi en tiempo real, el inmenso incremento de la capacidad de procesamiento de datos y mejores interfaces, la calidad de los los resultados del buscador de Google cada vez vayan empeorando.

Y todo esto no ha pasado desapercibido por los usuarios comunes a tal punto que ya en varias ocasiones, el New York Times ha publicado artículos sobre SEO y la manipulación de los resultados de Google.

En el último de los casos el NYT ha mostrado cómo la conocida tienda J.C. Penny estaba en las primeras posiciones de Google para diferentes palabras claves gracias a un linkbuilding fraudulento. Vanessa Fox explica en esta artículo el esquema de linkbuilding que usaba J.C. Penny.

Todas las noticias negativas en la prensa sobre Google del último tiempo lo han puesto a la defensiva: Tuvo que pelearse con Microsoft por los resultados de Bing, tuvo que mostrar resultados del buscador del año 2001 para demostrar que ahora todo ha mejorado.

Adicionalmente, se ha anunciado que ya se han hecho mejoras en los algoritmos para penalizar granjas de enlaces, y que pronto también atacarán a las granjas con contenido de baja calidad. Uno de los ejemplos más conocido son los sitios de DemandMedia, por ejemplo eHow, que usando algoritmos para predecir las tendencias sobre cuales serán temas de moda en Internet, inspiran a sus autores freelance para crear contenido que luego genera grandes ingresos por la publicidad insertada en sus páginas.

Pero no todo queda ahí: Ahora Google acaba de publicar una extensión para Chrome para que el usuario pueda bloquear sitios en los resultados del buscador. Hace ya algún tiempo, los resultados del buscador mostraban un sistema de valoración para que los usuarios puedan dar su opinión, pero esta opción desapareció poco después. Parece que este sistema no ayudo a mejorar la calidad de los resultados. Según Google, los datos de esta nueva extensión serán usados para penalizar sitios web.

Por lo que parece, Google ya no tiene armas tecnológicas para combatir a los malos manipuladores del buscador y ahora está apostando por la valoración social. Solo queda esperar que esta nueva idea no abra una puerta para combatir a la competencia…

Comentarios cerrados